top of page

Gochu Asturcelta, la raza

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA RAZA


1. CARACTERÍSTICAS MORFOLÓGICAS

La cabeza es grande y ancha, con enormes orejas caídas hacia los lados. El perfil

de la cara es subcóncavo. El cuello, carnoso y con abundante papada.

El tronco es alargado, estrecho y arqueado. La grupa, estrecha y caída hacia atrás.

Las extremidades son largas.

El color puede ser completamente blanco, completamente negro o blanco con

manchas negras. Esto último es lo preferido por los profesionales del sector. Ver fotos.

2. CARACTERÍSTICAS PRODUCTIVAS

Los verracos (verrones) son animales de intensa libido, agresivos entre sí. El arqueo

del tronco puede dificultarles la cubrición cuando se hacen viejos.

Las cerdas reproductoras (gochonzonas o gochas paridiegas) tienen muy buenas

cualidades maternales. Deben tener como mínimo seis pares de mamas. Su capacidad

de producción de leche es elevada. En el SERIDA hubo casos de amamantamiento de

12 e incluso 14 lechones sin problemas. La lactación puede extenderse hasta los dos

meses, si bien nuestra recomendación es no rebasar el mes y medio.

El promedio de nacimientos en las instalaciones del SERIDA es de nueve lechones

nacidos vivos por parto y de ocho lechones destetados por parto.



En síntesis, la capacidad reproductora de esta raza puede considerarse buena.

Los lechones tienen un peso medio al nacimiento de 1,5 - 1,6 kg. El peso al

destete se sitúa entre 12 y 15 kg, con una edad promedio de 42 días.

Los futuros reproductores alcanzan la pubertad a los cuatro meses de edad con un

peso de 70 - 80 kg.

En el caso de animales para engorde, al final de la fase de crecimiento (tres meses)

alcanzan 30 - 35 kg.

Al final del crecimiento-cebo (cinco meses) pueden llegar a los 75 - 85 kg.

Al final de la fase de cebo (siete meses), 110 - 120 kg.

Al final del acabado (doce meses), pueden ir al matadero con 145 – 165 kg.

Sin embargo, los carniceros asturianos demandan actualmente animales más pesados: 100 - 140 kg de peso canal (150 - 180 kg de peso vivo) con más de 12 meses de edad.



Hasta que se admita de forma generalizada nuestra recomendación, lo más prudente es que los productores se ajusten a la actual demanda del mercado. Como producto delicatessen, también hay una cierta demanda de cochinillos de 5 - 6 kg de peso vivo y de animales jóvenes en torno a 20 kg de peso vivo. Es otra opción a considerar, previamente pactada. El peso de los machos es algo superior al de las hembras, ya desde el nacimiento. Los machos destinados a engorde deben ser castrados. Desaconsejamos el sacrificio a pesos vivos superiores a 200 – 250 kg en torno al año y medio de edad. Más adelante explicaremos por qué. El rendimiento a la canal es de un 79 %, superior en los machos. La carne es de color oscuro, con buena infiltración de grasa, jugosa y, en opinión de catadores bien entrenados, de buen olor y sabor. Le vendría bien ser un poco más tierna. Adelantar la edad al sacrificio influiría positivamente al respecto. Los fiambres tradicionales asturianos siempre fueron bien apreciados. En ese sentido, remitimos al lector interesado a la revista Cultures, nº 9 (1999), editada en Oviedo por la Academia de la Llingua Asturiana.


(Extraído de la Guìa del Gochu Asturcelta de Alejandro Argamentería)


41 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page